martes, 21 de septiembre de 2010

Madrugar en Madrid, me sienta bien


Hace unos días, con la excusa de huir del calor del día, volví a madrugar, buscando esos colores que tiene Madrid al levantarse. Y, aunque no fue del todo lo que yo esperaba, si resultó muy aprovechable. Es muy interesante y desde luego que lo voy a intentar más veces. Si alguien quiere apuntarse, no tierne más que decírmelo.


A veces, el blanco y negro, aporta a una fotografía, el grado de
calidad necesario, para ser considerada importante.


La Gran Vía no sería lo mismo sin el edificio Capitol y su luminoso anuncio de Schweppes. Sus colores han iluminado desde hace décadas la Plaza del Callao, dando un ambiente animado y cosmopolita a una de las zonas más concurridas de Madrid.
Este es de los pocos anuncios que han calado tan hondo entre los madrileños que ya forman parte de la ciudad y están protegidos, como el resto del edificio.

Para ver en grande las fotografías, pincha sobre ellas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada