viernes, 12 de abril de 2013

Tuberías con encanto



Había salido como lo hago todas las tardes a pasear a mi perrilla Nana y como de costumbre, seguí el camino habitual alrededor de mi urbanización. Seguro que había visto este registro cientos de veces, pero esta vez me pareció mucho más coqueto, porque como fruto de esta primavera tardía que este año no acaba de llegar, se había vestido con este traje de flores y hojas verdes, que me pareció un regalo para la vista. Volví a casa a por la cámara de los "apaños intrascendentes" y no me quedo más remedio que dar fe de su encanto.

Pincha sobre ella y la verás mucho más grande.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada